En estos momentos de crisis sanitaria, en los que la crisis ambiental se esconde, el papel de los ambientólogos y ambientólogas es crucial, y así lo debemos hacer constar. Podemos aportar soluciones a la crisis económica a la vez que podemos ayudar a mitigar la crisis climática.

Desde el Colegio de Ambientólogos de Cataluña hacemos un llamamiento a todas las personas miembro a colaborar en un proceso participativo para la reconstrucción de la Cataluña del 2022, ya sea a título individual, como empresa, organización o asociación.

El motivo de este proceso participativo está vinculado con la creación por parte de la Generalitat de Catalunya de un grupo de trabajo formado por 30 expertos que diseñarán propuestas estratégicas para la Cataluña del 2022, posterior a la crisis del coronavirus.

En concreto el Sr. Genís Roca, miembro del grupo de trabajo, ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales pidiendo la colaboración y participación, dada la necesidad de recibir aportaciones desde las diferentes miradas y ámbitos de conocimiento, y de conectar y colaborar con múltiples personas y organizaciones para escuchar, entender y recoger ideas y propuestas.

Es por eso que os pedimos que nos hagáis llegar materiales de diagnosis, apuestas estratégicas en diferentes ámbitos con medidas concretas y planes de acción.

Los ejes estratégicos pueden ser:

  • Transición energética
  • Movilidad
  • Ecoinnovación
  • Economía circular
  • Turismo sostenible
  • Investigación
  • Empresa y emprendiduría

 ¿Cómo podemos participar?

  1. Aportando documentos, informes, estudios, etc. Tenéis hasta el 1 de septiembre para participar, enviando un correo a coamb@coamb.cat con el asunto “Documents Catalunya 2022”.
  2. Colaborando en la redacción de un único documento que integre las propuestas que nos hayan llegado. En este caso es necesario que nos enviéis un correo a la dirección coamb@coamb.cat con el asunto “Redacció Catalunya 2022”. A principios de septiembre os convocaremos a un encuentro online para coordinarlo.

Agradeceremos vuestras respuestas. ¡Que se escuche nuestra voz!