El pasado 19 de septiembre se celebró una Asamblea General de la Asociación Catalana de Ciencias Ambientales (ACCA) en la que se acordó una transformación de la entidad. A partir de ahora, la ACCA trabajará bajo el cobijo del COAMB en todos aquellos temas más ligados al mundo estudiantil y a los estudios de Ciencias Ambientales.

Es necesario recordar que la ACCA nació el 1996 y es la Asociación que luchó por la creación del Colegio de Ambientólogos. El trabajo y el impulso de los muchos ambientólogos y ambientólogas que han dedicado su tiempo de manera altruista a esta entidad es lo que permitió poner en marcha el COAMB, el primer colegio de ambientólogos del Estado.

Ahora, la ACCA toma un nuevo rumbo en el que se centrará en tirar adelante proyectos relacionados con el grado de Ciencias Ambientales, las estudiantes de las tres universidades, voluntariados y actividades relacionadas con la protección del medio ambiente, como también la lucha por un mundo más justo y sostenible.

Durante la última Asamblea se aprobó también la nueva junta coordinadora de la ACCA, que será la siguiente:

  • Presidenta:        Brenda Saavedra
  • Secretaria:          Lorena Vela
  • Tesorero:             Victor Luna
  • Vocales/coordinación:               Berta Roset, Ivet Estrada y Arnau Vadillo

La nueva Junta, miembros también de la Junta del COAMB, ya trabaja ilusionada para tirar adelante nuevos proyectos e iniciativas.