Uno de los coordinadores de la Comisión de Territorio del COAMB, Sergi Miquel, compareció en el Parlament este miércoles 15 de marzo en el marco del Proyecto de Ley de Arquitectura de Cataluña.

En la comparecencia, Sergi expuso que el COAMB valora favorablemente el leitmotiv de esta Ley, que persigue la mejora de la calidad arquitectónica, “finalidad que desde el Colegio de Ambientólogos no sólo compartimos, si no que la asumimos como nuestra”. El COAMB apoya el texto del preámbulo de la Ley, donde se manifesta que tanto la arquitectura, como sobre todo el urbanismo, requieren de la participación y colaboración de diversas disciplinas profesionales para alcanzar la complejidad que se deriva del proceso de creación arquitectónica. Esta participación necesaria de diferentes actores se recoge en diversos artículos de la ley.

No obstante, desde el Colegio creemos que los vectores naturales y ambientales no han quedado integrados adequadamente y, por tanto, la participación de los actores específicamente ambientales dentro de la mejora de la calidad arquitectónica queda comprometida y, consecuentemente, la calidad final debilitada.

Desde el COAMB se cree necesario incrementar la importancia, concretar y dar más peso específico a los valores con contenido ecológico y ambiental que se derivan de la arquitectura. Por tanto, y en este sentido, proponemos modificar el contenido del artículo 2 de la ley añadiendo los siguientes valores:

  1. La mejora en la conservación de la biodiversidad, tanto en referencia a las especies de fauna protegidas como por los hábitats de interés.
  2. La integración paisajística atendiendo a los valores ecológicos y los elementos naturales definitorios del paisaje.
  3. La naturalización del espacio urbano.
  4. La búsqueda del pleno ahorro y la máxima eficiencia energética.