Equipo de la Dirección de Energía y Calidad Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona.

Cristina Castells es la responsable de la Dirección de Energía y Calidad Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona. Esta Dirección se encarga de hacer operativas las políticas ambientales y energéticas de la ciudad, caminando hacia la transición energética. Entre sus objetivos: consumir menos energía, ser más eficientes, generar más energía local y con recursos renovables o incrementar la cultura energética de la ciudad para conseguir un ciudadano implicado y activo. En definitiva, conseguir una ciudad más saludable y menos contaminada. Con ella hemos podido hablar del nuevo operador metropolitano Barcelona Energía.

  1. Recientemente, el Ayuntamiento ha impulsado el nuevo operador metropolitano Barcelona Energía. ¿Qué representa la entrada al mercado de este nuevo actor?

Esta nueva herramienta permite que por primera vez podamos jugar un papel activo en el mercado energético y poder relacionar fácilmente generación y consumo. Tener una comercializadora de energía eléctrica pública nos permite suministrar energía al ayuntamiento 100% renovable, de una manera transparente y próxima.

Barcelona Energía nos permite impulsar el autoconsumo y la generación energética local y renovable. La comercializadora gestiona los excedentes de electricidad que se produzcan, tanto en las dependencias municipales como en el caso de los particulares. Y también nos facilita desarrollar nuevas instalaciones de generación de energía renovable de proximidad.

También tenemos muy presente que Barcelona Energía, como compañía pública, tiene un compromiso ineludible con la ley 24/2015 y con una escala de valores que ponga a las personas y la garantía de suministro como prioridad absoluta. En este sentido Barcelona Energía tiene una voluntad explícita de ofrecer transparencia de donde proviene la energía suministrada y de los costes del precio finalmente facturado pero sobre todo de proximidad al cliente, ofreciendo acompañamiento a la hora de conocer cuánta energía consumimos y como podemos reducir este consumo siendo más eficientes.

  1. ¿Qué implicación tiene para el Ayuntamiento la creación de Barcelona Energia?

El Ayuntamiento hizo una apuesta decidida para crear esta nueva actividad económica dentro de los diferentes servicios que ofrece. Para poder poner en marcha Barcelona Energía, el Ayuntamiento de Barcelona tuvo que aprobar un expediente de iniciativa económica, que incorporaba una memoria justificativa donde se incluía la idoneidad de iniciar una nueva actividad económica dentro de sus servicios, en este caso, la comercialización de energía eléctrica, así como la concreción de los aspectos jurídicos, técnicos, sociales y económico financieros de poner en marcha esta actividad.

Este expediente de iniciativa económica se aprobó en el plenario del mes de marzo de 2017. Comentar también que en diciembre del 2018 se aprobó definitivamente la ampliación de la actividad de Barcelona Energía a toda el área Metropolitana de Barcelona. Esto es posible al haber instrumentalizado la comercializadora mediante la empresa pública de ámbito metropolitano TERSA.

  1. Y en cuanto al operador en sí, ¿quién se puede acoger?

Desde julio del 2018 Barcelona Energía es quien suministra energía en el Ayuntamiento y desde principios de año ofrece el servicio a la ciudadanía tanto de Barcelona como del área Metropolitana.

Concretamente, los clientes ciudadanos de Barcelona Energía tienen que cumplir los siguientes requerimientos: ser cliente residencial; una persona física (propietarios e inquilinos) o comunidad de propietarios; ser residente de Barcelona o de su área Metropolitana y tener una potencia contratada inferior a 15 kW (tarifa 2.0A, 2.0DHA, 2.0 DHS, 2.1A, 2.1DHA o 2.1 DHS).

  1. ¿Cuál es la principal diferencia de Barcelona Energia respecto de los operadores tradicionales?

La principal diferencia es que Barcelona Energía es una comercializadora 100% pública, que comercializa energía renovable certificada con garantía de origen 100% renovable, certificación que emite la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), y quiere potenciar el ahorro y el uso racional de la energía y la generación energética renovable, ofreciendo unas tarifas (la tarifa eficiente y la solar) que dan respuesta a estos objetivos.

A la vez, opera bajo los valores de transparencia, en la información de donde proviene la energía suministrada y los costes del precio final facturado y permite una gobernanza participada abriendo espacios (Consejo de Usuarios y Usuarias) para que la ciudadanía pueda tener un papel activo en la toma de decisiones de la comercializadora.

  1. ¿Qué espera el Ayuntamiento de Barcelona Energia? ¿Cuáles son los objetivos que os habéis marcado a medio y largo plazo?

El Ayuntamiento de Barcelona hace una apuesta clara e inequívoca por un cambio de modelo energético. Un modelo que apueste por una ciudad más limpia, que reduzca al máximo los impactos ambientales derivados de la producción de energía, fomentando su autonomía energética, democratizando la energía, poniendo a la ciudadanía en el centro de las decisiones, así como garantizando el suministro de energía para todo el mundo. En Barcelona trabajamos por la transición hacia la soberanía energética.

Esta transición no la haremos solo con el impulso de las administraciones públicas, sino que pasa para constituir una alianza con la ciudadanía, con las entidades sociales y el mundo empresarial de las energías renovables.

En este sentido, pensamos que el instrumento Barcelona Energía nos puede ayudar a hacer este camino de transición más fácil, pues tiene que permitir aproximarnos al vínculo generación y consumo, ofreciendo un servicio transparente que apodera al cliente, basado en el asesoramiento y el acompañamiento. Esto quiere decir, por ejemplo, que no hay obligación de permanencia, que estimula la eficiencia energética, o que ofrece la optimización y adecuación del tipo de tarifa adaptada a cada perfil de usuario y todo desde la proximidad y la atención personalizada de los usuarios y usuarias.

Conseguiremos una ciudadanía más apoderada energéticamente y por tanto con más capacidad para tomar las mejores decisiones energéticas. Por último, pensamos que Barcelona Energía tiene que crecer, incorporando más tipologías de clientes y más servicios de acompañamiento y estímulo al consumo racional y a la generación energética local y renovable.

  1. ¿Podemos hablar ya de cifras concretas? ¿Cuántos ciudadanos y ciudadanas se han acogido al servicio?

Barcelona Energía empezó a suministrar energía en julio del 2018 a los puntos de consumo del propio Ayuntamiento de Barcelona y entes dependientes. El 1 de enero del 2019 ha iniciado el suministro a la ciudadanía de Barcelona y Área Metropolitana.

A día de hoy, Barcelona Energía está  suministrando a 3.993 puntos de ámbito municipal y tiene 837 clientes ciudadanos (concretamente 723 de Barcelona y 114 de ámbito metropolitano).

Para más información:

www.barcelonaenergia.cat / TW: bcn_energia / FB: bcn.energiaBE