Ante el estado de alarma decretado a mediados de marzo, se han ido dando medidas para el personal asalariado en materia de movilidad, dejando que accedieran a sus puestos de trabajo siempre y cuando no fuera posible el teletrabajo, salvo las dos semanas en las que se ordenó la suspensión de todo trabajo “no esencial”.

Estas medidas del estado de alarma a priori no han afectado a la movilidad de los autónomos, ya que no se ha regulado la imposibilidad de desplazarse para realizar trabajos de campo, o al menos, no se han regulado explícitamente.

En especial, los ambientólogos y ambientólogas autónomos hacemos varios trabajos que requieren de visitas. Son, por ejemplo, tareas como los estudios de impacto ambiental, estudios geotécnicos, trabajos forestales para prevenir incendios, servicios en los parques naturales, entre otros.

Podemos entender que estas actividades son esenciales en el momento actual, ya que algunos trabajos pueden estar relacionadas con la preparación de los bosques para evitar futuros incendios dado que el verano está cerca y se espera que sea muy caluroso.

También cabe destacar que los trabajos de campo en muchas ocasiones se realizan en espacios aislados, por una única persona y con las máximas precauciones de higiene y protección individual.

Algunas medidas para salir a hacer trabajo de campo y no ser sancionados pueden ser estar en posesión de los siguiente documentos:

  • documento de alta de autónomos
  • declaración autoresponsable de desplazamiento
  • contrato vinculante con la empresa que solicita el servicio
  • pedido del servicio en concreto
  • planes de trabajo de campo
  • presupuesto aceptado por la empresa contratante
  • otros que acrediten el desplazamiento y las tareas a realizar

Desde el COAMB recomendamos al colectivo que antes de hacer cualquier desplazamiento verifiquen y se informen adecuadamente sobre las condiciones a través de las Administraciones competentes.

Por eso facilitamos el siguiente enlace con recomendaciones de la Generalitat de Catalunya.