Tras la publicación en prensa de esta noticia, desde el COAMB queremos recordar la importancia de la labor de los colegios para la regulación de las profesiones y para la defensa de los profesionales. En nuestro caso, además, para el ejercicio de la profesión de ambientólogo la colegiación es obligatoria según se indica en los Estatutos del Colegio, publicados en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya número 5594 de 24 de marzo de 2010.

Por otro lado, entre los servicios que ponemos a disposición de nuestros miembros ofrecemos, también, un seguro de Responsabilidad Civil Profesional muy completo, ajustado a nuestra actividad y a un precio muy competitivo. Este seguro cubre los daños y perjuicios causados involuntariamente a los clientes o terceros por hechos que deriven de la actividad profesional como ambientólogo/a.

Per último, queremos recordar también que el COAMB tiene como misión representar, defender e impulsar el papel de los ambientólogos, así como los profesionales del medio ambiente y estudiantes, ordenar el ejercicio de su profesión, velar por la ética profesional y promover el respeto al medio ambiente entre la sociedad. En este contexto, os resumimos algunas de las últimas acciones que hemos llevado a cabo:

  • Comparecemos en el Parlament de Catalunya para exponer los errores en la Evaluación Ambiental del Proyecto Castor (más información)
  • Paramos un proceso de selección público que excluía a los ambientólogos y ambientólogas (más información)
  • Nos sumamos al Síndic de Greuges para pedir la devolución de la indemnización del Castor y reclamar una auditoria técnica (más información)