El 12 de febrero se publicó el Real decreto 56/2016 sobre auditores energéticos y proveedores de servicios energéticos, quedando regulado el ejercicio de estas profesiones para el ambientólogo. Así, se establece que las personas físicas que deseen ejercer la actividad profesional de auditor energético tienen que cumplir las siguientes condiciones:

  • Estar en posesión de una titulación universitaria oficial u otras licenciaturas, grados o Másteres universitarios en los cuales se impartan conocimientos básicos de energía, instalaciones de los edificios, procesos industriales, contabilidad energética, equipos de medida y toma de datos y técnicas de ahorro energético.

Por lo tanto, si en tu licenciatura o grado en Ciencias Ambientales se contemplan contenidos en estas áreas, o si has cursado un máster universitario con contenido de estas materias, podrás ejercer como auditor energético.

Desde el COAMB, además, se está manteniendo una rueda de contactos con las diferentes administraciones implicadas, tanto de Cataluña como del Estado, para consensuar qué papel pueden ejercer el resto de ambientólogos que dentro del plan académico no hayan cursado las materias mencionadas ni dispongan de un máster universitario en materia energética.

En definitiva, los ambientólogos podemos, según el articulado del decreto, ser proveedores de servicios energéticos. Además, el COAMB está preparando cursos de formación específicos que nos permitirán actuar como auditores energéticos, pero los detalles de esta formación todavía están sujetos a estudio por parte de las diferentes administraciones.

Más información