“El camino hacia la dignidad hasta el año 2030: acabar con la pobreza y transformar vidas protegiendo el planeta” es un documento ambicioso, que pone de manifiesto la importancia de impulsar una agenda post 2015 transformadora y universal, en la que el desarrollo sostenible sea el elemento clave.

El informe apuesta por la visión de hacer del 2015 el año de la acción global y, en este sentido, establece que: “Durante este mismo año tenemos la oportunidad inequívoca y la responsabilidad de aprobar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) para reestructurar el sistema financiero mundial en consonancia con nuestras necesidades, y responder con urgencia y de manera definitiva al reto del cambio climático inducido por el hombre. Nunca antes el mundo ha tenido que enfrentarse a una agenda tan compleja en un solo año. Y esta oportunidad única no se acontecerá ninguna otra vez en nuestra generación”.

También confirma los 17 ODS específicos que se habían propuesto, con 169 horizontes (targets) asociados, que, tal y como establecía “El Futuro que queremos” de Rio+20, tienen que ser “orientados a la acción, de carácter global y de aplicación universal”, y deben tener en cuenta diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo nacionales.

El documento hace un llamamiento a la transformación significativa de la economía con un respeto fundamental a los límites planetarios. Se reclaman patrones de crecimiento más inclusivos, sostenidos y sostenibles, que generen ocupación digna y decente, protección social, sistemas agrícolas sólidos, prosperidad rural y ciudades sostenibles. Se hace referencia también a la necesidad de identificar indicadores que vayan más allá del PIB.

Descárgate el informe completo