El Consejo de Gobierno andaluz ha desestimado una petición del Colegio de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Andalucía (COAMBA) para cambiar su denominación por la de “Colegio Profesional de Ambientólogos”. La entidad andaluza considera que el actual nombre supone una discriminación por hacer referencia a la titulación académica y no a la profesión, pero el Ejecutivo andaluz advierte que el nombre propuesto induciría a confusión con otros colectivos que también desarrollan actividades relacionadas con el medio ambiente.

La desestimación se fundamenta en la Ley 10/2003 de Colegios Profesionales de Andalucía, cuyo artículo 12 señala que la denominación “responderá a la titulación académica oficial requerida para la incorporación a los mismos o a la profesión que representen, no pudiendo coincidir ni ser similar a la de otros colegios profesionales existentes en el ámbito territorial de la comunidad autónoma, ni inducir a error en cuanto a los profesionales que los integran”.

De acuerdo con este precepto, el Consejo señala que la de “ambientólogo” no es una profesión reconocida y regulada por el Estado. Aunque la acepción sí aparece en el Catálogo Nacional de Ocupaciones, como alega el Colegio, lo hace como ocupación y no como profesión.

Como respuesta a esta situación, el COAMBA ha lanzado una campaña en redes sociales para defender que #somosAMBIENTÓLOGOS. Para la campaña, han elaborado diferentes mensajes para poder anunciar que o eres ambientólogo, o en tu entorno hay alguien que lo es. ¿Nos sumamos?