El Pacto Verde Europeo es una nueva estrategia de crecimiento destinada a transformar la UE en una sociedad equitativa y próspera, con una economía moderna, eficiente en el uso de los recursos y competitiva, en la que no habrá emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 y el crecimiento económico estará disociado del uso de los recursos. El Pacto Verde aspira también a proteger, mantener y mejorar el capital natural de la UE, así como a proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos frente a los riesgos y efectos ambientales.

La comunicación de la Comisión Europea presenta una hoja de ruta inicial de las políticas y medidas clave necesarias para hacer realidad el Pacto Verde Europeo, que se irá actualizando a medida que evolucionen las necesidades y se formulen las diferentes respuestas políticas.

Para que quede establecido en la legislación el objetivo de conseguir la neutralidad climática el 2050 y para definir las condiciones de una transición efectiva y justa, proporcionar previsibilidad a los inversores y garantizar la irreversibilidad de la transición, la Comisión propondrá, como muy tarde este mes de marzo, la primera “Ley del Clima” Europea. Esta ley también debe garantizar que todas las políticas de la UE contribuyan al objetivo de neutralidad climática, así como la aportación de todos los sectores de la economía y la sociedad.

En este contexto, el pasado 9 de enero de 2020, la Comisión publicó la hoja de ruta de la Ley del Clima, abierta a consulta pública para que todos aquellos que puedan verse afectados por la propuesta (administraciones públicas, empresas, organizaciones de la sociedad civil y particulares) presenten sus comentarios y aportaciones hasta el 6 de febrero de 2020 a través del siguiente enlace.

Puedes leer el artículo íntegro original y todos los detalles sobre el Pacto Verde Europeo en el blog de Terraqui. Despacho de derecho ambiental.