El Gobierno ha dado por terminado el Anteproyecto de ley del cambio climático de Cataluña que ha redactado el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. La finalidad es consolidar el trabajo hecho contra el cambio climático en los últimos veinte años, especialmente desde el año 2005, y contribuir al papel decisivo que Europa quiere jugar para afrontar con garantías este reto para construir una sociedad menos vulnerable y más avanzada. En definitiva, contribuir al logro de una sociedad competitiva, innovadora y sostenible, con bajas emisiones de carbono y mejor adaptada a los impactos del cambio climático.

El documento adopta las bases imprescindibles que se derivan de la legislación comunitaria y configura los elementos esenciales para la regulación de este instrumento en Cataluña. El planteamiento sigue los mismos principios que han orientado la política en materia de clima hasta ahora: se ha optado por un modelo que se basa en la incentivación y la complicidad. Por este motivo el conjunto de medidas e instrumentos incluidos persiguen establecer un marco que facilite las actividades para hacer el tránsito hacia una economía de baja intensidad en carbono, de forma que aquellas actividades que orienten su actividad de manera coherente con los objetivos de la ley puedan resultar beneficiadas.

Más información