El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha subrayado que no hay mayor amenaza para las futuras generaciones que el cambio climático, al presentar su plan para reducir las emisiones de carbono de las centrales termoeléctricas del país.

El denominado “Plan de Energía Limpia” presentado este lunes por Obama busca que Estados Unidos reduzca para 2030 en un 32 % las emisiones de carbono de las centrales termoeléctricas respecto a los niveles de 2005.

En su discurso, el mandatario recordó que de esas plantas termoeléctricas procede “aproximadamente un tercio” de la contaminación total por carbono del país y remarcó que su plan es el paso “más importante” tomado jamás en EE.UU. para combatir el cambio climático.

Obama detalló, asimismo, que el Gobierno federal dará a los estados “tiempo y flexibilidad” para cumplir con la nueva normativa fijada por la Agencia de Protección Medioambiental.

Más información