La Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) ha presentado seis proyectos catalanes al IX Premio Europeo de la Prevención de Residuos, que se dará a conocer en una ceremonia a finales de mayo en Bruselas (Bélgica). La selección se ha hecho teniendo en cuenta la relación de las actividades con los ejes de la Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR), celebrada en noviembre, la originalidad de la propuesta, su carácter innovador, la adaptabilidad a otros contextos regionales o locales, la movilización del público objetivo y la duración.

El premio Europeo de la Prevención de Residuos distingue aquellas iniciativas realizadas en el marco de la Semana, que en esta pasada edición se llevó a cabo en 30 países, gracias a la participación de 40 regiones organizadoras. En total se realizaron 13.410 actividades en toda Europa.

La ARC ha presentado candidatos para las seis categorías establecidas:

  • Administraciones: Servicio Prevención de Riesgos Laborales y Políticas Sostenibles del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña, por su larga estrategia en prevención de residuos y reutilización de material en el departamento. Se trata de una acción centrada en sensibilizar a los trabajadores en la reducción de la generación del papel; impulsar sistemas digitales y de administración electrónica –creación de vídeos explicativos–; y reutilizar materiales de oficina para reducir las compras de nuevo material.
  • Asociaciones: Rezero, Fundación Prevención Residuos y Consumo, por la campaña “Yo soy Coco” de fomento del consumo consciente entre la ciudadanía. Ha contado con la participación de diferentes unidades familiares –familias con hijos, parejas sin hijos, pisos de estudiantes, jubilados, etc.– y un mismo reto: cinco familias que han estado 30 días intentando no generar residuos, con la aplicación de buenas prácticas en su día a día y el uso de medios audiovisuales para la difusión de los resultados obtenidos.
  • Instituciones escolares: Instituto Comte de Rius de Tarragona, con un set de actividades para alumnos de secundaria centradas en repensar y rediseñar aparatos ortopédicos y médicos reutilizando materiales, como pantallas de luz, placas con luz y música, o sillas de ruedas con luces de bicicletas reutilizados, para ayudar a personas mayores o con necesidades específicas.
  • Empresa: Fundación Real Dreams por el circuito con visión de economía circular y social para reutilizar ordenadores de empresas tecnológicas reparados para ONG. El proceso se centra en recoger los aparatos, revisar y/o repararlos y etiquetarlos individualmente para tener una trazabilidad vía Código QR, y finalmente distribuirlos a entidades sin ánimo de lucro que ayudan personas con dificultades económicas y sociales, o con riesgo de exclusión social. El proceso permite, además, hacer prácticas a estudiantes de informática de la UPC. El Proyecto se ha coordinado entre FRD, eReuse, CTecno –entidad que aglutina a las empresas tecnológicas de Cataluña–, y el Banco de Recursos no alimentarios La Nau. En total, más de 20 entidades del sector aglutinadas para trabajar en una misma dirección con la plataforma de eReuse.
  • Ciudadanos: Montserrat Argemí, por la celebración de las Fiestas de los Alimentos Aprovechados en todo Cataluña, de la Plataforma Aprovechamos Alimentos. La actividad engloba todo el ciclo de la cadena, desde el espigado de alimentos abandonados en el campo y rechazados por los comercios de la ciudad, a su distribución entre entidades locales con comedores sociales. A la vez se realiza una elaboración colectiva de platos cocinados con los alimentos recuperados para sensibilizar los ciudadanos y sesiones teóricas para estudiantes universitarios.
  • Cooperación entre regiones: Colegio Sant Josep de Navàs URRRGENT! Europe’s knocking at the door. Es un proyecto eTwinning entre esta escuela catalana y la escuela griega 1stExperimental Primary School de Alexandroupoli en tres ámbitos de actuación. Uno de ellos es lo de los residuos, y está enfocado a sensibilizar los alumnos para que reduzcan la generación. Las escuelas han compartido propuestas para trabajar el concepto “démosle una nueva vida”, con un concurso para alargar la vida de los productos. En el campo del derroche alimentario han elaborado una receta clásica a partir de alimentos sobrantes en casa “la cocina de la sopa de ajo”, explicada y cocinada por los niños.

En esta última categoría, el coordinador escocés Zero Waste Scotland ha presentado una acción de cooperación entre una escuela escocesa, St Mary’s Primary School, y la Escuela Lluçanès, de Prats del Lluçanès (Osona), con una acción centrada en tomar conciencia de la necesidad de luchar contra el derroche de alimentos.