El Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) ha publicado la décima edición del Boletín Anual de Indicadores Climáticos (BAIC-2016), que mide la evolución reciente del clima de Cataluña a partir del análisis de diferentes indicadores de cambio y variabilidad climáticos.
En este boletín se utilizan series climáticas de amplia cobertura temporal que han superado rigurosas técnicas de análisis de calidad y de homogeneidad, y que aseguran un buen análisis de la evolución del clima en Cataluña durante los últimos decenios. Para hacer este análisis, se han estudiado 23 series de temperatura y 70 de precipitación que cubren el periodo 1950-2016, y que son un buen testimonio del cambio climático apreciado en el conjunto del país.
El año 2016, el quinto más cálido
2016 ha sido un año cálido, con una anomalía de +1,5 °C respecto al periodo 1961-1990, siendo el quinto más cálido desde 1950, detrás de 2015, 2006, 2014 y 2011. Se mantiene, así, el claro predominio de años cálidos (anomalías positivas) durante los tres últimos decenios. El invierno 2015-16 fue el segundo más cálido desde 1950, con una anomalía de +2,5 ºC respecto a la media climática. En cuanto a la precipitación, 2016 se puede calificar de año seco, ya que se ha acumulado un 16% menos de precipitación respecto de la media climática, convirtiendose en el 19º año más seco desde 1950.