El pasado jueves 10 de marzo se hizo la presentación del libro “Derecho acústico de Cataluña”, de Lluís Gallardo. La presentación se realizó en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), y contó con la presencia del autor del libro, de Rafel Audivert , miembro de la sección de derecho ambiental del ICAB, y de Joan Pons, miembro de la Comisión de derecho ambiental del COAMB.

En esta sesión se hizo una exposición de la problemática que comporta el ruido, que muy lejos de ser un símbolo de progreso, puede llegar a convertirse en un problema de salud.

El ruido es considerado como todo aquel sonido susceptible de molestar a la población o que puede causar un efecto psicológico o fisiológico adverso como ansiedad, estrés o trastornos similares. Desgraciadamente, nos encontramos con una dicotomía, puesto que las actividades son necesarias para el desarrollo de la economía (como las fábricas y las industrias o los bares, restaurantes y discotecas), pero muchas de estas actividades causan ruidos.

El ruido tiene tres actores: el foco emisor, que es la causa del ruido; la persona que sufre el ruido y el contexto en el que se encuentra (como por ejemplo la vivienda); y por último, se encuentran las consecuencias en materia de salud y en materia ambiental.

Para combatir esta problemática tenemos armas como son los diversos reglamentos, tanto a nivel estatal como autonómico y, a más bajo nivel, las ordenanzas.

No obstante, esta reglamentación cada vez es más insuficiente puesto que desde el año 1999 ya no contempla el silencio, sino que se habla de un nivel adecuado de ruido. Es decir, cada vez nos encontramos más desprotegidos en este aspecto, cosa que hace que se llegue a aceptar el ruido como elemento normal.

Además, también ha quedado patente la insuficiente protección contra el ruido después de algunas sentencias dictadas, como se explica en el vídeo de la presentación del libro:

Como última reflexión, desde la Comisión de derecho ambiental del COAMB se quiere expresar la necesidad del cambio de la reglamentación, dado que la actual es una protección del ruido y no contra el ruido.