Los países del 5+5 han dado apoyo a la “Estrategia del Agua del Mediterráneo Occidental”, una iniciativa liderada por España y Argelia que permitirá a los países de la zona mediterránea adoptar una postura común en la gestión del agua.

La “Estrategia del Agua del Mediterráneo Occidental” es una guía que nace en respuesta al compromiso que alcanzaron los países del 5+5  (Argelia, Italia, Portugal, Malta, Túnez, Marruecos, Libia, Mauritania, Francia y España) en 2012, a propuesta de España y Argelia, de adoptar una estrategia común para gestionar el agua y que, según la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, García Tejerina, “permitirá dar visibilidad a la región Mediterránea dentro del marco de la agenda internacional del agua”.

Una vez consensuada y aprobada la Estrategia se ha de poner en marcha un Plan de Acción. “Necesitamos impulsar ese Plan de Acción que, de acuerdo con las orientaciones que proporciona la Estrategia y en función de la financiación nacional, regional o internacional disponible, nos permita poner en marcha actuaciones clave para nuestras respectivas políticas nacionales del agua en ámbitos que van desde el abastecimiento a la depuración, pasando por la gestión de fenómenos meteorológicos extremos”, ha detallado la ministra.

En un contexto de cambio climático, ha apuntado García Tejerina, lo previsible es que tengamos menos agua para atender una mayor demanda, por eso “una gestión sostenible basada en la planificación hidrológica y en las infraestructuras es fundamental, dado que la planificación es el marco en el que se decide, mediante el acuerdo, cómo repartir el agua, mientras que el contar con las infraestructuras adecuadas es lo que nos permite almacenar agua y trasladarla donde haya escasez”, ha concluido.