El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, calificó este domingo el Plan Hidrológico del Ebro de “malo para los caudales ecológicos” y “malo para el delta del Ebro, para los regadíos y para la economía catalana”. “Básicamente”, afirmó, “porque no apuesta por su modernización”. Lo dijo durante la manifestación convocada en Barcelona contra el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro, aprobado a principios de año, y en defensa del río y sus caudales.

El consejero explicó que “el Gobierno lo está defendiendo a través de un contencioso administrativo con la justicia del Estado español y, sobre todo a nivel de la Unión Europea”. “Estamos muy convencidos que aquello que defiende esta multitud que ocupa las calles es exactamente el mismo que dice la Directiva Marco del agua, que hay una prelación de usos y que los usos tienen que ser compatibles”.

Rull recordó que precisamente el 5 de junio se celebraba el Día Mundial del Medio ambiente, “un buen momento para poder volver a salir a las calles” para explicar que “queremos decidir en muchos aspectos, también con nuestros ríos, nuestros caudales ecológicos”.

Más información