El Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña (DCFC) ha sufrido en las últimas décadas varios episodios de sequía, algunos de los cuales han llegado a amenazar el suministro de agua a las poblaciones. Estas situaciones han exigido la adopción de medidas de gestión extraordinarias, amparadas en los Decretos promulgados en los años 1990, 1999, 2002, 2005 y 2007. Las medidas adoptadas, apoyadas en una buena respuesta de las personas usuarias afectadas y del conjunto de la ciudadanía, se han mostrado efectivas en cuanto que han permitido superar todos los episodios sin interrupciones significativas en los abastos domiciliarios.

El objetivo del nuevo Plan especial de actuación en situación de alerta y eventual sequía (PES) es dar continuidad a la gestión de los episodios de sequía mediante un instrumento ágil y eficiente, que puede operar automáticamente gracias a que ha sido debatido públicamente antes de la situación de sequía y que, una vez aprobado, permite a las personas usuarias conocer las medidas a aplicar con una mayor anticipación y con más seguridad. Por otro lado, el PES da cumplimiento al mandato del Plan Hidrológico Nacional, que establece que todos los organismos de cuenca tienen que elaborar un Plan para enfrentarse a las situaciones de sequía.

El PES recoge la experiencia de las sequías pasadas y trata de mejorar aquellos aspectos de los Decretos que en la práctica resultaron más problemáticos. También incorpora las consignas de operación de las nuevas infraestructuras de abasto construidas en los últimos años, obras que, sin resolver totalmente el déficit estructural del Distrito, sí suponen una mejora apreciable en la garantía. Por otro lado, se incorporan también muchas de las observaciones recibidas durante el trámite de audiencia a que se sometió un primer borrador de este Plan en el año 2009.

Accede al Plan completo