2 mayo, 2017

El estudio fue publicado por el Centre for European Policy Studies (CEPS) el pasado 8 de abril y aborda las carencias de la UE para poder hacer de la Economía Circular más que un concepto y poderlo “aterrizar en la realidad”.

El CEPS ha querido revisar la documentación relativa al concepto de Economía Circular para comprender su evolución desde un punto de vista histórico, sus diferentes dimensiones, las expectativas que genera, así como los procesos en que se ve implicada y sus diferentes aplicaciones por sector.

El informe deja claro que la Economía Circular se ve fragmentada a través de diferentes disciplinas y que por esta razón existen diferentes perspectivas e interpretaciones del concepto, así como de los aspectos que requieren una evaluación. Esta fragmentación también supone diferentes aproximaciones sobre el cálculo de los impactos, lo que dificulta la comparativa de resultados provenientes de diferentes fuentes. Además, se percibe que existe poca información sobre los efectos indirectos sobre la economía (por ejemplo, sobre la cadena de valor o sobre los cambios de patrones de conducta de los consumidores), así como los efectos sociales de los impactos que se generan en la transición hacia una Economía Circular.

Podéis leer el artículo íntegro original en el blog de Terraqui. Despacho de derecho ambiental.