La preocupación común por la lucha contra el cambio climático ha llevado a un grupo de personas a título individual, entidades sociales y ecologistas de orígenes diferentes a crear el Movimiento por la Justicia Climática (MJC). Esta red ciudadana, que pretende extenderse por todo el territorio catalán, nace con el objetivo de presentar alternativas viables al modelo socioeconómico actual y presionar a los gobiernos y representantes para que tomen medidas radicales y necesarias para hacer frente a este grave problema ambiental.

En el contexto de una movilización global previa al inicio de la COP21, el Movimiento por la Justicia Climática está organizando una Marcha Mundial por el Clima con el objetivo de visibilizar a un número de personas cada vez mayor preocupadas y dispuestas a ser proactivas en su acción contra el cambio climático.

La Marcha, que tendrá un carácter pacífico, lúdico, artístico, musical y en tono positivo, tendrá lugar el próximo 29 de noviembre en Barcelona, a las 11:30 horas, y empezará en la Plaza de la Catedral.